Alianzas de amor en la rama familiar

Testimonios de éste hermoso día:

Alianzas 2018: Reviviendo el regalo del Amor con Nuestra MTA

La Alianza de Amor con la Mater es, tal vez, uno de los momentos más significativos para nosotros como matrimonio…es un gran signo… tratando siempre de “mirar los signos del tiempo” siguiendo al querido Padre Fundador. Este año especialmente asistimos emocionados, junto a nuestro Grupo de Vida para apoyar, como pudiéramos, confiando en que todo estuviera con los cuidados que lo ameritaban, tal como seguramente otros cuidaron para nosotros.

Sin duda, nos embargó la emoción y la alegría ver como los nuevos alianzados, se regocijaban y prometían frente a Ella, cómo se entregaban felices a la promesa de Amor, con sus familias como silenciosos y admirados testigos. Imposible olvidar nuestro propio encuentro de corazones. 

Enmudecimos durante la Misa cuando nos percatamos del gran detalle para estos nuevos matrimonios, pues fueron llamados por su propio nombre por nuestro querido Padre Asesor, el Padre Felipe Bezanilla, quien claramente, se dio el tiempo para que cada matrimonio se sintiera especial y único y, a la vez, siendo parte de nuestra querida Familia de Montahue. Sentimos mucha admiración al darnos cuenta de que nuestros Jefes, Sandra y Andrés, daban muestras de alegría y acogimiento y  hacían sentir a todos que nuestra Familia se hacía más grande con su promesa. Sin lugar a dudas hoy fuimos regaloneados una vez más al ver la Felicidad y el amor fluir entre nosotros.

Victoria y Carlos Leal – Matrimonio cuarto año de formación

Montahue se vistió de fiesta para recibir a un grupo de 12 matrimonios que sellaron su alianza en el día de hoy . La celebración fue presidida por el Padre Felipe Bezanilla . 

Rodeados de sus familiares y de la familia de Montahue fueron agasajados y regaloneados  con un exquisito cóctel preparado con     cariño por los terceros años. 

Desde hoy son hermanos de alianza . Bienvenidos !!!

Marcelo Filippi

Para mi Mary y yo es una delicadeza de la Divina Providencia el que nos permitan guiar y conquistar para nuestra querida Mater a jóvenes corazones que anhelan crecer en la fe en Dios y en el amor esponcialicio.Lograr que se enamoren de Ella y de su Santuario es ya una primera posta alcanzada ; ahora la meta es que tengan Amor a la Alianza. Como instrumentos amorosos, portadores de luz y de alegría nos esforzaremos – con la ayuda de la Gracia – en continuar esta carrera que nosotros mismos hemos pedido cada vez que terminamos la Pequeña Consagración:….» y utilízanos como instrumentos y poseción tuya». Y ‘quien tiene una misión ha de cumplirla’.
Jorge y Mary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *