Novena Jubilar

 

Esta pequeña novena quiere acompañar los días que anteceden al 20 de mayo- día jubilar- y así contribuir a preparar el corazón vinculado al Santuario de Montahue.

Lo hacemos tomando la oración que hemos ofrecido como Capital de Gracias, durante todo este tiempo. 

Cada día se inicia con la oración de Montahue y luego se hace una pequeña reflexión de una de las estrofas de la oración; cada uno puede enriquecer esta meditación con lo que suscita personalmente.

Luego se agrega un agradecimiento, petición o perdón.

Finaliza  cada día con un Ave María, Gloria y la pequeña Consagración.

¡Los invitamos a descubrir la gran riqueza que encierra nuestra oración!

                    ORACIÓN DE MONTAHUE

Madre y Reina Tres Veces Admirable, desde lugares diversos,

Nos has convocado en tu presencia.

Aquí nos has regalado tierra de encuentro y lugar de salvación,

Signo de tu Alianza.

En gratitud por esta elección, como Familia de Montahue,

Unimos la verdad de nuestra vida,

Dolor y alegrías, generosidad y audacia,

Para ser Fundamento Vivo de nuestro Santuario Cenáculo,

Tú morada permanente.

Tierra guardada por los bosques y madurada por el río,

Montahue sea hogar de un pueblo nuevo y libre,

De noble y fuerte entrega al Señor y a sus hermanos.

Testimonio silencioso de las palabras

Que nuestro Padre inscribiera en tu imagen:

Ella es la Gran Misionera, Ella hará grandes milagros.    

 Amén.

Primer Día

Madre y Reina Tres Veces Admirable,
Desde lugares diversos
Nos has convocado en tu presencia.

María tu como madre extiendes tus brazos, llamas y convocas a tus hijos
sin excepción, cada uno tiene un lugar privilegiado en tu corazón y lo
conduces a tu Santuario, para ir al encuentro con tu Hijo.
Sí Madre, hemos venido confiados ante Ti, para encontrarnos contigo y
con tu Hijo Jesús, porque aquí nuestras almas se  llenan de gozo y de
emoción.

Gracias Madre y Reina por llamarnos desde lugares diversos.
Gracias porque nos esperas para acogernos en nuestro Santuario.
Gracias por el hogar, por permitirnos ser hijos y una Familia.
Gracias por cada peregrino que llega ante tú presencia.

Segundo día

Aquí nos has regalado tierra de
encuentro y lugar de salvación, signo
de tu Alianza…


Madre querida nos has llamado a
vivir bajo el amparo de tu Santuario,
nos sentimos privilegiados por haber
sellado una Alianza contigo, haciendo
este intercambio de corazones,
donde te has adueñado del nuestro y

nosotros del Tuyo.
Regálanos la gracia de permanecer fieles a nuestra Alianza de Amor y así el Nada sin ti,
Nada sin nosotros sea una realidad en este Santuario.
Que nuestras contribuciones al Capital de Gracias hagan que esta tierra siga siendo un
“lugar de salvación” para muchas personas y para todos los tiempos.
Madre de la Alianza, mira con bondad a nuestra Familia y reina en ella para siempre.

Tercer día

En gratitud por esta elección, como familia de Montahue,
unimos la verdad de nuestra vida, dolor y alegrías, generosidad
y audacia…

Hoy con mucha alegría te ofrecemos lo que somos y tenemos
en agradecimiento porque nos escogiste para construir Familia,
estableciendo vínculos personales, cada uno desde su propia
originalidad.
Gracias por ese organismo de vinculaciones, que nos permite
restaurar el corazón del hombre para aprender a amar.
Padre de la historia, Tú estás aquí y nos amas, ayúdanos a
reconocerte en nuestra vida con sus luces y sombras.
Renueva nuestras fuerzas y envíanos con generosidad y audacia hacia los nuevos tiempos.

 

Cuarto día

Para ser Fundamento Vivo de nuestro Santuario
Cenáculo, tú morada permanente.
¡Qué grande es el ideal!
Ser Fundamento Vivo con otros y para otros en
todos los ámbitos de la vida: en lo laboral,
profesional, en el matrimonio, en la pareja,
familia, en mi vida interior con Dios.
Poder abrir el corazón, abrirlo de verdad, para

que de un corazón filial, en solidaridad con otros, surja un tiempo nuevo.
Ser Fundamento Vivo es generosidad.
Ser Fundamento Vivo es abrir el alma de hijo, es poner el corazón en el corazón del Padre,
es confiar como un niño que sabe que el Padre lleva el timón de la barca y nada teme.
María deseamos seguir tu ejemplo y así, algún día podamos asemejarnos a Ti para
caminar por la vida con pasos seguros y firmes porque sabemos, que irás siempre junto a
nosotros.

Quinto día

Tierra guardada por los bosques y
madurada por el río


“Dios se paseaba a la hora de la brisa”Gen 3,8
Haciendo de nuestro Santuario una tierra de
“paraíso”, donde la creación se deleita,
haciendo surgir nueva vida.
Un jardín, un lugar donde brota la vida, el
agua que alimenta, la alegría de vivir y de
gozar cuando la brisa suave susurra en
nuestros oídos y sentimos que es el Espíritu Santo que nos anuncia que Jesús está
siempre presente en cada rincón de esta tierra sagrada.
Madre querida, eres la Reina y dueña de este lugar, entre los bosques y el río.
Permite Madre, que guardemos siempre la herencia que recibimos de esta tierra santa.
Haz que nuestro amor madure a la sombra del Santuario y se haga fecundo más allá del
río, para que así muchos experimenten la alegría de esta tierra de salvación.

 

Sexto día

Montahue sea hogar de un pueblo

nuevo y libre,

El Señor, nos sacó de la esclavitud a
semejanza del pueblo de Israel y por
eso somos un pueblo libre.
El Señor de la vida, nos regaló ser un
pueblo nuevo que camina con
esperanza.
Montahue, es nuestro refugio bendito
y querido, donde la Mater vive gloriosa, donde el Amor de Dios se nos hace presente
entre hermanos, en nuestros grupos y comunidades.
Perdón por tantas dudas, preguntas y quejas.
Perdón, por olvidar nuestra condición de hijos de Dios y de una Madre Victoriosa.
Perdón por no mirar hacia lo más alto, por los sueños que no deje crecer y mis cadenas
que no rompí.
Hoy quiero nuevamente volver al hogar, una vida nueva y un camino futuro junto a ti.

 

Séptimo día

De noble y fuerte entrega al Señor y a sus
hermanos


El Santuario es el lugar de la esperanza, de la
alegría, de la Alianza.
El Santuario es lugar de sacrificio, es lugar que
espera nuestra vida para que seamos
fundamentos sólidos.
El Santuario es el lugar de la gracia, de la
renovación de la vida, del llamado a la
vocación de vida. Es lugar de oración, para responder con nobleza a tanto amor de Dios
Padre, quien nos muestra su bondad, misericordia, perdón.
Finalmente, el Santuario es participar del altar, junto a la cruz del Hijo de María, donde la
recibimos como Madre.
Que nuestra entrega no tenga límites, pues el amor del Señor no tiene límites con
nosotros.
Que la caridad, nos mueva a responder a las necesidades de nuestros hermanos.
Entonces agradeceremos  de verdad y comprendemos que tener nuestro Santuario de
Montahue, es un verdadero regalo de Dios.

 

Octavo día

Testimonio silencioso de las palabras que nuestro
Padre inscribiera en tu imagen.


Cuando el amor es fiel, autentico y heroico queda
profundamente grabado en el corazón y por eso
es «testimonio silencioso» de los milagros que la
Mater realiza a través nuestro.
Son “testimonio silencioso”, las palabras escritas
en la imagen, que no quedaron en el cuadro, pues
estas cobraron vida nueva en hijos que se dejaron conquistar por el fuego de un profeta; que hicieron
suyas las banderas y las alzaron victoriosas hasta lo más alto que les pidió la entrega, siendo Vivo
Fundamento, semilla que nace en tierra nueva.
Es también el silencio de una Madre, que acoge, escucha, consuela y guarda en el corazón a todo un
pueblo; es lo que hemos experimentado en esta pradera.
Es la gratitud ante este maravilloso don, lo que nos impulsa a entregar lo mejor de nosotros mismos,
como nuestro Capital de Gracias para los próximos 50 años.
Hoy queremos decir:
Gracias, por los que se enterraron, los que dieron la vida por esta tierra de salvación.
Gracias por tanta entrega silenciosa, donde las risas y los llantos permitieron que una Reina habitara
entre nosotros.
Gracias por la Familia que hemos recibido en herencia, unidos todos en una sola misión.

Noveno día

ELLA ES LA GRAN MISIONERA
ELLA HARÁ GRANDES MILAGROS
Ella nos conduce hacia los próximos cincuenta años.
Ella es la gran Misionera de este tiempo, es el sol que ilumina lo
oscuro de la noche, es la puerta abierta del cielo, es ternura, es
fuerza, es esperanza.
Ella es la gran Misionera y nosotros tus hijos, sentimos que Tu
Misión es nuestra Misión y que contigo vamos hacia los tiempos más
nuevos.
Ella obrará milagros en nuestro Cenáculo de Montahue, desde acá
Ella escogerá instrumentos para la renovación de la cultura, de la
Iglesia.
Ella obrará milagros en mi corazón, haciéndolo más amplio, libre,

abierto a escuchar, alegre y valiente para anunciar.
Ella en nosotros es Reina, Ella en la fuerza de la Alianza hace grandes milagros de gracias.
¿No soy yo un milagro de gracias de María?
¿No se ha mostrado Ella, en estos 50 años, como la Gran Misionera, la que obra grandes milagros de
gracias?

Ave María

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita eres entre todas las mujeres, y bendito sea el fruto de tu vientre Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén

Gloria al Padre

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos.

Amén

Consagración

Oh Señora mía, Oh Madre mía, yo me ofrezco del todo a ti, y en prueba de mi filial afecto te consagro en este día, mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón.

En una palabra todo mi ser, ya que soy todo tuyo, Oh Madre de Bondad, guárdame, defiéndeme y utilízame como instrumento y posesión tuya.

Amén